Frontera y cambio climático: conclusiones del encuentro (10 de noviembre)

En el marco de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (COFE), Castilla y León y las regiones Centro y Norte de Portugal, organizan la Conferencia sobre el Futuro de Europa “Respuestas innovadoras de la cooperación transfronteriza al cambio climático” los días 3 y 10 de noviembre de 2021, en formato híbrido. Cuentan con el apoyo financiero del Programa Operativo INTERREG V-A España-Portugal (2014-2020), a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La Conferencia sobre el Futuro de Europa no es nada sin ti y sin tu participación en esta plataforma. El futuro está en tus manos: que se oiga tu voz.

En la segunda jornada, celebrada el 10 de noviembre, se puso sobre la mesa una segunda respuesta innovadora: traer a la primera línea de la acción conjunta la adaptación al cambio climático ante la evidencia de que sus consecuencias se están manifestando de forma acelerada, mucho más rápido de lo que las previsiones de los diferentes escenarios habían anticipado.

La adaptación al cambio climático. Incrementar la resiliencia (10 de noviembre): conclusiones de la jornada

1.- Las consecuencias y efectos del cambio climático comienzan a ser una realidad, manifestándose en los años recientes en el incremento de la frecuencia y la intensidad de fenómenos extremos en todo el planeta.  Estos fenómenos suponen un riesgo evidente para la vida y la salud de las personas, pero también para la economía y para actividades básicas como la agricultura, la ganadería, y para la pervivencia de los bosques o las infraestructuras.

2.- Es necesario y urgente diseñar y poner en marcha planteamientos estratégicos y acciones que contribuyan a minimizar los efectos del cambio climático sobre nuestras vidas, adaptando nuestros territorios y nuestras ciudades, así como las actividades económicas, para hacerlas menos vulnerables y resilientes al cambio climático.

3.- Es fundamental conseguir territorios resilientes, y para ello debe garantizarse la pervivencia de ecosistemas equilibrados entre los valores agrarios y forestales. La agricultura y los bosques, al mismo tiempo que actividades básicas para la vida y para la economía, son altamente vulnerables a las alteraciones climáticas, y por ello es especialmente importante desarrollar prácticas agrarias y de gestión forestal que incrementen su resiliencia.

4.- El papel de los bosques y la gestión forestal es fundamental tanto para almacenar CO2 como para incrementar la resiliencia de los territorios, pero con frecuencia existe una visión distorsionada de la gestión forestal. Es necesario realizar una importante tarea de pedagogía social para comprender la importancia de la gestión forestal en la mitigación y adaptación al cambio climático.  Al mismo tiempo es necesario abordar estos modelos de gestión del territorio aunando el conocimiento técnico y científico con carácter multidisciplinar, teniendo en cuenta que la naturaleza es el principal activo de nuestros territorios.

5.- Las ciudades, ya sean grandes o pequeñas, comienzan a sentir los efectos del cambio climático y también presentan una alta vulnerabilidad climática. Debe acelerarse la transformación de las ciudades para que puedan mantener o incrementar su vitalidad en un escenario de adaptación climática.  Para ello, deben elaborarse planes de adaptación local, que se integren en el urbanismo, y no sólo aumentando las zonas verdes, sino integrando la adaptación climática y la biodiversidad en la política de parques y jardines o fomentando la implantación generalizada de soluciones basadas en la naturaleza en viales, infraestructuras y edificios. Hemos de renaturalizar las ciudades, favoreciendo la biodiversidad urbana y optimizando el valor de los entornos agrarios y forestales de los centros urbanos.

6.- Los fondos Next Generation, incluyendo los fondos del mecanismo para la recuperación y resiliencia, y en el caso de los territorios de frontera, también el programa INTERREG, deben incluir no sólo la mitigación, sino también la adaptación al cambio climático entre sus prioridades y promover la adecuada concentración de recursos para ello.

7.- El futuro de Europa debe abordarse en un escenario de adaptación al cambio climático, promoviendo territorios y ciudades resilientes y, en consecuencia, garantizando la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea.

NORCYL Fronteira, un proyecto Interreg

El proyecto NORCYL Fronteira, que apoya el funcionamiento de la Comunidad de Trabajo Castilla y León-Norte de Portugal, fue aprobado en la segunda convocatoria del Programa Operativo INTERREG V-A España-Portugal (2014-2020), a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El beneficiario principal del proyecto es la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior. NORCYL Fronteira cuenta además, como socio, con la Comissão de Coordenação e Desenvolvimento Regional do Norte (CCDR-N) de Portugal.

IMAGEN: Aprovechamiento del rebollar (FOTO: D.G. Patrimonio Natural y Política Forestal, Junta de Castilla y León)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Noticias Relacionadas

Un proyecto de

Un proyecto de

Categorías

Recibe por email las novedades

Loading