Nuevas medidas Covid-19 para Portugal

Desde el 1 de diciembre, Portugal continental vuelve al «estado de calamidad» por segunda vez en 2021, tras haber estado en este nivel entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre, debido a un empeoramiento de la pandemia por Covid-19 que se ha traducido en el aumento de las hospitalizaciones y las muertes.

Portugal continental vuelve a estar en estado de calamidad debido al aumento de los casos de Covid-19, con nuevas medidas que entran en vigor el 1 de diciembre.

El estado de calamidad es el nivel más alto de respuesta a situaciones de catástrofe previsto en la Ley Básica de Protección Civil, después de la situación de alerta y contingencia.

1 de diciembre, nuevas normas para Portugal

  • El trabajo a distancia es obligatorio entre el 2 y el 9 de enero. Se vuelve a recomendar el trabajo a distancia, pero será obligatorio entre el 2 y el 9 de enero, la semana posterior a la Navidad y las fiestas de fin de año.
  • La entrada a bares y discotecas está sujeta a una prueba negativa. La entrada a los bares y discotecas estará sujeta a la presentación de un test negativo de Covid-19, incluso para los vacunados, a partir del 1 de diciembre, y las discotecas estarán cerradas entre el 2 y el 9 de enero. Los bares con espacios de baile y a las discotecas abrieron el 1 de octubre después de haber cerrado durante unos 19 meses debido a la pandemia.
  • Uso obligatorio de mascarilla en todos los espacios cerrados. El uso de mascarillas volverá a ser obligatorio en todos los espacios cerrados como parte del refuerzo de las medidas de contención de la pandemia de Covid-19.

Los tres principales instrumentos para contener la pandemia de Covid-19 son: las mascarillas en todos los espacios cerrados, el refuerzo de las pruebas y el uso de certificados digitales.

  • Prueba obligatoria para entrar en los recintos deportivos. La presentación de un test negativo a la entrada de los recintos deportivos será obligatoria incluso para las personas vacunadas. Actualmente, los eventos deportivos no tienen un límite de espectadores y sólo era necesario presentar un certificado de vacunación o un test negativo.
  • Certificado digital necesario para acceder a restaurantes y hoteles. El certificado digital de vacuna Covid-19 volverá a ser obligatorio para acceder a restaurantes, establecimientos turísticos y alojamientos locales a partir del 1 de diciembre. El certificado digital también se exige a la entrada de los gimnasios y en determinados eventos.

El 87 por ciento de la población portuguesa está vacunada contra el Covid-19, la tasa más alta de la Unión Europea.

  • Vacunas para niños de 5 a 11 años a partir del 20 de diciembre. Si la inoculación cuenta con la aprobación de la comisión técnica de vacunación y la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), las vacunas contra el Covid-19 para 637.907 niños de entre 5 y 11 años, llegarán a Portugal a partir del 20 de diciembre.
  • Las clases se reanudarán el 10 de enero tras las vacaciones de Navidad. Se ha introducido un ligero cambio en el calendario escolar, posponiendo la reapertura del inicio del segundo periodo al 10 de enero, para contener el aumento de los casos de Covid-19. El objetivo es garantizar que, tras un periodo de intenso contacto y vida familiar, se evite la mezcla de personas de diferentes hogares.

Controles en la frontera terrestre

Portugal ha dado marcha atrás y ha eliminado la exigencia de presentar un test negativo de coronavirus en su frontera terrestre con España a partir del 1 de diciembre. El país luso aceptará finalmente el Certificado Digital de Vacunación que acredita la inmunización completa para todos los ciudadanos de la Unión Europea que lleguen desde territorio español.

Portugal no pedirá un test negativo de covid en su frontera terrestre con España. El país luso aceptará el certificado covid para los ciudadanos de la Unión Europea.

Esta medida no se aplicará, en cambio, a los ciudadanos comunitarios que lleguen en avión, quienes tendrán que presentar un certificado de vacunación y un test negativo. Asimismo, los ciudadanos que no pertenezcan a países de la UE o procedan de países de alto riesgo, deberán presentar, además del certificado de vacunación, una PCR o una prueba de antígenos negativas.

El anuncio del Gobierno luso había creado incertidumbre en la Raya, especialmente entre las personas que se desplazan desde España a Portugal a diario para trabajar. Sin embargo, la Comisión Europea recordó que los Estados miembros deben «abstenerse» de imponer barreras adicionales a los ciudadanos europeos con certificado de vacunación.

IMAGEN: Diario Hoy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Noticias Relacionadas

Un proyecto de

Un proyecto de

Categorías

Recibe por email las novedades

Loading