Braganza utiliza la red de telefonía móvil española

Entre el 8 y el 17 de noviembre, ANACOM, la Autoridade Nacional de Comunicações lusa encargada de la regulación y supervisión de las comunicaciones electrónicas y postales, probó la calidad de las redes móviles del municipio de Braganza, y constató que en algunas zonas, especialmente en los centros urbanos, las comunicaciones móviles son muy buenas.

En las zonas rurales, sin embargo, la situación es diferente. Concretamente en la frontera con España, donde en buena parte del territorio la población local sólo puede acceder a las llamadas de móvil y a Internet a través de la red española. Y ello gracias a la itinerancia internacional, que actualmente no supone un coste adicional para el consumidor.

Una parte de la población del municipio de Braganza sólo tiene acceso a la red de telefonía móvil española y hay dos pueblos en los que, con un teléfono móvil, ni siquiera es posible llamar al 112.

El estudio de ANACOM detectó que en las poblaciones de Guadramil y Petisqueira no hay cobertura de red móvil disponible, ni de los operadores nacionales portugueses, ni a través del roaming internacional, lo que imposibilita, por ejemplo, llamar al 112 porque no hay señal. En otras localidades, incluso con señal de red, no es posible establecer una conexión o ésta cae por la mala calidad.

Negociar con las operadoras lusas

En los últimos tiempos, el municipio de Bragança ha venido alertando al Gobierno luso de esta situación. El problema está en las operadoras de telefonía móvil que se niegan a invertir en zonas escasamente pobladas, como el Tràs-os-Montes luso, ante la nula rentabilidad.

Visto que el Estado tampoco puede forzar a las operadoras a invertir, la Cámara Municipal ha intentado negociar directamente con éstas, ofreciéndoles eximirlas del pago de las tasas de instalación de antenas para poder dar servicio a las zonas rurales. Aun así, las operadoras no han recogido el guante, por lo que el problema persiste.

Sin cobertura en España

Entrada ya la cuarta década del siglo XXI, según datos oficiales del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, en España sigue habiendo decenas de municipios sin cobertura móvil o con una señal tan débil que apenas permite hacer llamadas, y a veces ni eso.

Hay al menos 40 núcleos de población sin ningún tipo de conexión telefónica y otros 88 núcleos con un acceso prácticamente nulo. Son “desiertos digitales” por el desinterés de los operadores telefónicos, que no ven ningún beneficio en realizar inversiones. Y también por la desidia de las administraciones. Su labor implica fomentar, vía subvenciones, que se presten estos servicios allí donde no llegan las prestaciones de las empresas porque no les es rentable ante la escasez de potenciales clientes.

Es difícil fijar población en el medio rural en España; hacerlo sin ofrecer a sus habitantes una mínima conexión telefónica es imposible.

Aun así, la situación ha mejorado en pocos años. En 2021, un 60 por ciento del territorio rural en España está digitalizado, tras partir de un escaso 6 por ciento en 2015. Parte de este territorio, sin embargo, no dispone de acceso a banda ancha, lo que limita enormemente la cobertura al millón y medio de personas que en él habitan. En otra parte del mismo, el operador dispensa 30 megas de conexión, una cantidad estimable hace una década pero escasa dado el uso actual de Internet. El objetivo es llevar la banda ancha al cien por cien del territorio en 2025.

Por Comunidades Autónomas, en 2021 Castilla y León aparece la cuarta por la cola en fibra óptica, con 12 puntos porcentuales por debajo de la media nacional. Y es la penúltima en acceso a servicios de banda ancha, solo por encima de Galicia, con 13,8 puntos menos de la media, 23 puntos por debajo de Madrid. Por provincias, Valladolid lidera las tablas referidas a cobertura por tecnología y cobertura por velocidad; ambas las cierra Zamora.

CON INFORMACIÓN DE The Portugal News/LUSA, El País y Agronews Castilla y León.

IMAGEN: Rio Maçãs, frontera natural entre España y Portugal, a su paso por Petisqueira (FOTO: Jane Péletras/Wikiloc).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Noticias Relacionadas

Un proyecto de

Un proyecto de

Categorías

Recibe por email las novedades

Loading